Actualmente hay más de 100 tipos diferentes de plástico, pero los más usados son: PET, PEAD, PVC, PBD, PP Y PS y aunque estas siglas no te digan nada, sus usos y aplicaciones van desde envases para líquidos (agua, aceites, alimentos, cosméticos, cremas, productos de limpieza, etc.), platos, vasos, textiles, bolsas de muy diversos tipos y usos, juguetes, tubos, envolturas para golosinas, recipientes, macetas hasta alfombras, anaqueles, aislantes, cables, bandejas de microondas, películas radiográficas, recubrimientos, pilas, ventanas, herramientas, construcción, etc., etc.. y la característica principal es que las materias primas para su fabricación son el petróleo y el gas natural, ambos recursos no renovables.

Cada día son más las aplicaciones y usos del plástico; se aprovecha que es un material liviano, versátil, accesible, durable, moldeable y hasta decorativo, sin embargo,  hay artículos que utilizas menos de 10 min, algunos más de 24 hrs. otros tendrán un uso más prolongado pero se crean para desecharse no para desaparecer y... el petróleo es escaso, su formación tarda aproximadamente 70 millones de años y nos deshacemos de él, convertido en bolsa de plástico.

100 millones (100 000 000) de bolsas de plástico requieren para su fabricación 12 millones (12 000 000) de barriles de petróleo, lo que significa que se generan aproximadamente, 1.76 millones de toneladas (1 760 000 000 kg) de CO2. .A nivel mundial se fabrican aproximadamente 500 mil millones (500 000 000 000) de bolsas de plástico al año.

Decenas de países han incluido el cuidado del medio ambiente en sus programas de gobierno, especialmente lo referente al reciclaje y reutilización a través de diversas estrategias, donde destaca la educación ambiental y han logrado generar un impacto positivo en el manejo de los desechos. 

Muchos de los productos de plástico pueden ser reciclados o reutilizados, pero la mayor parte se convierten en desechos cuando nos deshacemos de ellos, debido al difícil manejo desde su recolección hasta su disposición final, por el gran volumen que ocupan y a la cantidad que se genera.

 

¿Pero qué sucede con lo que ni se recicla, ni se reutiliza, ni se reduce, etc.?

Se puede afirmar que prácticamente cada pieza de plástico que se ha fabricado a lo largo de la historia aún existe, de una forma u otra. Se calcula que el plástico tarda entre 100 y 1000 años en descomponerse (una botella de plástico demora en promedio 500 años en desintegrarse, aunque si está enterrada este tiempo se prolonga aún más); en los últimos 10 años se han fabricado más productos de plástico que en todo el S XX.

 

Mediante la vinculación de datos en todo el mundo en materia de residuos sólidos, la densidad de población y la situación económica, un estudio internacional concluyó que la masa de residuos plásticos generada en 2010 por 192 países costeros fue de 275 millones de toneladas métricas; se concluyó que más de 5 billones de trozos de plástico, flotan en los océanos.

De acuerdo al PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente) los desechos marinos se fragmentan de forma paulatina en estos trozos cada vez más pequeños que pueden ser consumidos por seres vivos de la base de la cadena alimentaria. Los plásticos son confundidos como alimento por pájaros, peces, tortugas o mamíferos marinos (ballenas o delfines). La Agencia del Medio Ambiente de EEUU ha identificado hasta 267 especies marinas que consumen por error estos residuos. El PNUMA  estima que esta contaminación mata cada año a unos cien mil mamíferos marinos y a más de un millón de aves.

 

Estos animales pueden ahogarse o sufrir hemorragias internas debido a la ingestión de elementos puntiagudos. Los desechos marinos también pueden tener un impacto en la capacidad de alimentarse debido al reducido volumen del estómago, lo cual puede conducir a la inanición. Un estómago lleno de plástico impide a las aves acumular la grasa necesaria para cruzar el mar o el desierto. Además pueden surgir enfermedades debido a que el sistema inmunológico se encuentra permanentemente dañado.


La comunidad internacional debe responder al creciente problema de los desechos marinos y tomar acciones decisivas para reducir la amenaza que suponen para muchas especies migratorias y para el equilibrio ecológico de los océanos en su conjunto”, ha declarado Bradnee Chambers, Secretario Ejecutivo de la CMS (Convention on Migratory Species).

 

 En el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza (enero 2016) se alertó que para 2050 los océanos y mares del mundo podrían albergar más desechos plásticos que peces por el gran uso de este tipo de material.

Las redes de pesca abandonadas permanecen a la deriva durante años, y muchos peces y mamíferos acaban enredados en ellas. En algunas regiones, las corrientes oceánicas arrastran billones de objetos de plástico en descomposición y otros residuos hasta formar remolinos gigantescos de basura. Uno de ellos, situado en el Pacífico septentrional y conocido como el Gran Parche de Basura del Pacífico, tiene una extensión que según las estimaciones llevadas a cabo duplica la del estado de Texas. A principios de 2010, se descubrió otra gigantesca isla de basura en el océano Atlántico, donde las corrientes de giro del norte han “creado” una isla de centenares de kilómetros de largo.

Es importante hacer hincapié en que el aprovechamiento de los recursos no renovables debe ser racional, incrementar el capital natural y consolidar una economía robusta ante los retos ambientales.

Los cinco mayores giros oceánicos. Corrientes marinas rotativas, particularmente las que están relacionadas con el movimiento de rotación terrestre

Parche de basura Pacífico Norte


 Y para tener en cuenta...

VIDEOS

ACTIVIDAD


*Consultoría en Producción más Limpia y Eficiencia Energética

Comentarios

Por favor inserta el código:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Compartir

CONTACTO: 

 

Tel: 477.168.58.97

       477.235.56.45

Pintura en aerosol

Impermeabilizante Acriterm ACUAFLEX, el mejor del mercado